15 de noviembre de 2015

Homenaje a los atentados en París

EL DOLOR COMO BANDA SONORA ENTRE SUS CALLES.

Hola lectores.

Hoy os escribo a todos los que me seguís en mi espacio e invito a que compartáis este sentimiento si os sentís identificados al leerlo.

Lo primero quiero dar mi mas sincero pesame a todos los afectados en los atentados en París, con esta breve carta. 

Quería aportar mi dardo y que este Dardo sirva como homenaje a todo un país que está roto en dolor, porque unos asesinos sin ley, un día cualquiera, decidieron despertar con la intención de acabar con la vida de otros. Con las vidas de muchos, con los sueños de tantas familias.

Después de la barbarie ahora sólo queda entre sus calles y parques muchas familias rotas, mucho dolor en el ambiente... Es injusto.

Un acto terrorista siempre es un acto  infame, cobarde y absurdo.

Es un grito al aire, una mirada de rabia, un gesto de desconfianza, de miedo y de soledad lo que encuentras entre sus calles.

Es el dolor lo que se escucha como si fuera una canción entre sus calles.

Todo lo que se palpa en el ambiente, se ve en sus caras.

Francia llora y el mundo lo siente de la misma manera.

Un minuto de silencio conmueve a todo un país, intenta ser la calma y la unión entre el dolor, la asolación y unas cuantas palabras, conciertos y discuros, para aliviar y acompañar a los mas afectados y decirles que no están solos. 

Miles de imagenes de nuevo grabadas a fuego en la retina de muchos, miles de momentos horribles imposibles de borrar, miles de palabras y promesas rotas se quedan en el ambiente, entre sus calles, sus casas, en el recuerdo.

Miles de sueños de nuevo perdidos encerrados en  las familias, momentos que ya no volveran, personas que jamas cumpliran sus metas y sobre todo, no lo cumpliran por gentuza que no tiene corazón, no tiene sentimientos, no tiene amor ni respeto por el projimo.

Todo acto terrorista es un acto miserable y estupido.

Me gustaría que todo esto cambie y que algún día podamos vivir libres sin miedo, cumplir con nuestras metas, ser libres dentro de un mundo libre y vivir como nos han enseñado a vivir nuestros padres y creer desde muy pequeño que somos dueños de nuestras vidas.

Vivir sin estos deprabados y asesinos, que se acomodan entre nosotros y nos engañan con gestos, con palabras... Vivir  sin el miedo a ser engañados por estos asesinos. 

Vivir, simplemente, y con eso ya ganamos en muchas cosas.

Desde mi humilde rincón literario, le envío, mi más sincero pésame a todas las familias afectadas en París.

Que descansen en paz.

2 comentarios:

boasconversas.com dijo...

Gracias!!!

http://boasconversas.com/2015/12/21/the-premio-dardos-award-2a-indicacao/

Alberto Zambade dijo...

Gracias a ti, siempre. Enhorabuena por tu Premio, seguramente muy merecido por tu gran blog y por lo que es más importante, tu gran labor diaria en él.

Un afectuoso saludo.

Alberto Zambade
Escritor. España, Madrid.